Isolated Thunderstorms 19º | 28º Caracas

Miércoles, 23 Abril de 2014

CaracasVenezuela

  • Facebook Like:
  • Tweet:
  • Google Plus One:
  • Addthis Share:

Regiones

Playas de La Guaira hasta las metras

Imagen Foto: Andrés Veliz

Vídeo El Propio se lanzó pa' La Guaira

Daily Motion El Propio Web

Nos lanzamos pa' La Guaira en busca de las jevitas que son echadas pa' adelante y no comen cuento para mostrar su cuerpa. En el camino nos encontramos con varias sorpresitas

El venezolano no pela un puente o una vacación por cortica que sea para agarrar sus cachachás y lanzarse un playazo. La Guaira está a pata 'e mingo de la capital y por eso los caraqueños no se pelan ese boche. Por su parte, las mujeres no mascan pa' mostrarle sus atributos a todos los temporadistas y pescamos a las propias tangas.


Arrancamos tempranito, a las 6:30 am ya estábamos en Catia empezando a bajar pa’ la playita y valga acotar que la cola no estaba fácil, pero eso sí, estaba full de Guardias Nacionales echándole pierna para mantener todo el tráfico al pelo.


Llegamos a playa Caribe y estaba la gente calentando los motores para armar la rumba, algunos tenían hasta cara de dormidos y todo, pero otros como que pegaron la rumba del sábado.


Nos encontramos un gentío con pelucas chalequeando por el Carnaval. La señora Violeta no come cuento, tiene 70 años de edad y estaba echando broma con una peluca verde manzana, su nieta no dejó de robar cámara ni un momentico y su hijo Franklin es más pana que volverlo a decir, esa familia se lleva de todo para no pasar hambre en el paseo y hasta nos dieron a probar un pedacito de bollito con chicharrón que lo que estaba era más bueno.


Las jevitas estaban echándose aceitico pa' agarrar color, mientras que los tipos estaban empinando ese codo parejo. Las chamas con sus respectivos hilachos estaban batiéndose una en la orillita y los más chiquiticos se estaban remojando en el agua. Lorena Hernández tiene la barriga llena ‘e gente y con todo y eso bailó y mostró su tremendo hilacho con todas las de la ley.


Hubo algunas mujeres medio penosas con el cuento de mostrar el culintintin con un traje de baño minúsculo, pero otras que salieron al ruedo sin esperar mucha jaladera.


No faltaron los personajes, que a pesar del calorón, no se quitaban ni por equivocación las pelucas alusivas al Carnaval. El que se la comió fue Eduard Alexander Lozada Aguilar, que cargaba un sombrero para no perder la tradición del Carnaval, este año le tocó uno tipo de vaquero y, ni corto ni perezoso, cuando le preguntamos dónde dejó el caballo para chalequearlo dijo que “en el potrero”.


Agustín Gutiérrez, es el enmascarado, tiene 21 años de edad, “si me quito la máscara soy dos veces más feo” aseguró relajado.


Siete potencias salva matrimonios


Y los vendedores de rompe colchón no faltaron en el guateque, esos cócteles de mariscos que salvan matrimonios estaban por doquier, el señor Briceño tiene 12 años dedicado a venderlos y asegura que quien se come uno de sus preparados los pone así: “Esa es la que no juega, a las mudas las pone gritonas y se convierten como unas leonas. Donde se acuestan dos, amanecen tres”.


Rubén Darío Santaella estaba vacilando con unos panas, “venimos a divertirnos, pasar un buen rato y disfrutar la vida.  Aquí en La Guaira uno disfruta bien, hay un paisaje bello. A los que se quedaron en playa seca en Caracas les decimos que son unos pegaos, que se vengan a rumbear, que esto está bueno”.


Alfredo Torres estaba más aceitoso que un budare, llegó a  las 7:00 am a pesar de que le agarró rolo ‘e cola. Se echa bastante aceite y dijo que se va a poner “bronceadito para la jevita”.


Jonathan es el campeón de la propia lipa, asegura que para mantener su inversión “ha trabajado fuerte y duro, a punta ‘e codo”.
 
Tripea pero deja todo limpio


El que nos dejó con los ojos cuadrados fue Julio por el tremendo estilacho que porta, él es quien pone las sillas y limpia la playa. Les aconsejó una de las cosas más importantes a los temporadistas: “No deben ensuciar las playas porque es de todos los que venimos acá, consérvenlas así para pasar un rato bien chévere”.

Ponte pilas


Lo mejor de disfrutar es hacerlo con prudencia. Justo cuando veníamos subiendo nos encontramos a unos chamos estortillados en el piso. Iban a bordo de una moto y chocaron contra la isla. Aunque se desconocen las razones, debes estar pilas con la cantidad de caña que consumes para evitar que un día de playa sabrosito termine en tremendo show que puede incluso terminar con tu vida.

No te quedes varado


Si el veintiúnico traje de baño que te quedaba se tiró tres justo antes de salir para el paseo, lánzate relajado para La Guaira, allá encontrarás el puesto de Rosmary, donde venden desde las 6:00 am hasta el martes de Carvanal y después todos los fines de semana. “Unos trajes están en 100 bolívares, otros en 160 y en 180. Para los chamitos hay enteros y de dos piezas. También  tenemos tobitos, pareos”. Sentenció la comerciante.


Si el hambre te ataca, vete para el puesto de Dani Romero; es el dueño de unos de los kioscos a la orilla de la playa. Desde el 2005 vende pescado frito, tostones y fosforera. Dice que el pargo está en 150 bolos y lo más barato, que es el tostón familiar, cuesta 80 bolívares para los que se van mamandini y quieren llenarse el buche.

Suscríbete ahora

Hoy en Facebook

Hoy en Twitter

Mundo Propio

El Ritual de Hermes

Blog: Alimento Espiritual

Tema del día

Blog: Plantas aromáticas II

Horóscopo

HORÓSCOPO

Humor Propio

caricatura