Thunderstorms Early 19º | 27º Caracas

Martes, 29 Julio de 2014

CaracasVenezuela

  • Facebook Like:
  • Tweet:
  • Google Plus One:
  • Addthis Share:

Espectáculos

A Víctor Drija le gusta que le hablen durante el sexo

Imagen Víctor Drija

Herramientas

Daily Motion El Propio Web

El cantante y actor dice que está enfocado en su nueva etapa como cantante, donde con 27 años le muestra a sus fanáticas que es un hombre hecho y derecho

El cantante y actor Víctor Drija se dejó de rodeos y con su nuevo video Amanecer, le dijo a medio mundo: “Ya yo no soy chiquito”. El muchacho tiene entre ceja y ceja conquistar a los gringos, por lo que en el nuevo tema le machuca al inglés a ver si pega por esos lares, además, el sonido es electrónico. Su segundo album se llamará Romance dance, que espera salir el año que viene en dos partes.
 
- Dices que cambiaste, ¿es que antes no eras tú?
- Es que antes no podía ser yo en mi máxima expresión. La esencia estaba. Tenía que respetar los tiempos de la gente. Me conocieron como un chamo de Somos tú y yo y se quedaron pensando que era un niño y no era un niño, cuando hice la serie ya tenía 22 años. Con mi primer disco insinué: “Epa, soy un hombre”, con temas como 1,2,3, de contenido fuerte, pero no lo hice tan drástico porque podía ser un golpe para algunas fans.

- ¿Más de una te dirá cositas sexis por este video?
- Siempre me han dicho cosas por ahí subiditas de tono.

- ¿Cómo qué?
- Bueno, algo así como: “Víctor, te quiero dar un muchacho” (risas).
 
- ¿Crees que ahora es más positivo decir “ya no soy chiquito”?
- No hice una medida. Pero es más mentiroso de mi parte mentirme a mí mismo mostrando algo que no quiero mostrar. Es más justo que muestre quien soy yo: ya tengo 27 años.
 
- Ajá, ya que estás grande, ¿qué te saca la piedra?
- La injusticia, pana. El otro día un tipo chocó el carro de adelante y era un solo canal. El tipo se salió del canal, se metió en el contrario y se me metió adelante. Ahí bajé el vidrio y le dije: "Hermano, usted no va pa'l mismo sitio que yo", y me dijo: “Sí, pero estás quedado ahí”. Y  me dijo: "Ajá, quédate ahí respetando el tránsito". Eso me sacó la piedra.
 
- ¿Qué le gusta a Víctor Drija al momento de tener sexo?
- Me gusta, me gusta…  La creatividad. Me gustan las palabras, me gusta escuchar cosas.

- ¿Sucias?
- Sucias y no sucias (risas).

- Dices que no eres Juan Corazón, ¿estás rompiendo con el público infantil?
- No, para nada. Lo que quiero es que la gente me vea hablando de sexo y mucha gente que me sigue ya es adulto también. Con la canción de El hacha, de Franco y Oscarcito, tú veías a chamitos de cinco años cantándola. La música es para la gente. Algún padre le prohibirá a su hija que me escuche y yo se lo respeto, pero este soy yo y hay cosas más fuertes que este video.   
 
- ¿Un Grammy está entre tus planes?
- El año pasado tuve siete prenominaciones, sigue siendo un sueño pero no es mi prioridad. Prefiero llegar a una discoteca que ponga mi tema y la gente lo baile de corazón, o cuando canto y veo una niña llorar porque le produzco un sentimiento eso tiene para mí más valor que un Grammy.


El disco nuevo 'ta listo pa'l  año que viene
Víctor ya tiene todo planeaíto pa' sacar el disco el año que viene. Amanecer es solo una muestra de lo que traerá en Romance dance, que tendrá una primera edición con seis temitas empezando el año, y luego al final sacan el disco entero. Vïctor explicó que está haciendo alianzas  pa’ que nadie se quede sin tener su música pero sin salir perdiendo, porque hacer un disco cuesta platica y con el internet y las redes sociales hay veces que las canciones se cuelan.
Ademásm Drija no solo cambió de estilo sino de imagen, y todo lo está poniendo más a su gusto, desde cómo se viste hasta cómo se ven los bailarines. El muchacho ya no quiere más jugadera de carrito y se montó en su nave del cambio con la que la espera sacar del parque.

Suscríbete ahora

Hoy en Facebook

Hoy en Twitter

Mundo Propio

Ensalada de pollo con piña

Blog: Actualidad

No puedo ni oler el pan

Blog: Consultorios

Horóscopo

HORÓSCOPO

Humor Propio

¡Te lo cambio!